Tartaletas integrales de Primavera!

AHORA SÍ! La Primavera se ha hecho de rogar pero por fin ha llegado! Hoy luce el sol en Cagliari y en La Cocina de Villanova, como os prometimos, volvemos con una receta perfecta para este momento. Una receta apetitosa, alegre y sabrosa, perfecta para una cena con amigos o para un picnic de Semana Santa: Tartaletas de Primavera integrales!

Para esta receta nos hemos dejado inspirar por el Mercado de San Benedetto (Cagliari – Sardegna) y por nuestros vendedores de confianza. Porque lo bueno de comprar en el Mercado no es solo que te ofrece un producto de gran calidad y con gran variedad, sino que además te da la posibilidad de conocer a los vendedores en primera persona y de que ellos te conozcan a ti. De hecho muchos de ellos ya nos conocen y nos ofrecen siempre sus mejores productos o los más singulares, porque ya saben que nos encanta experimentar en la cocina. Y precisamente hace unos días uno de nuestros vendedores de confianza nos dijo que teníamos que probar unos tomatillos cherry amarillos y rojos, la mar de dulces, que nos habrían encantado… y no cabe duda de que así fue!

La idea de la tartaleta fue un poco por casualidad, queríamos una receta que mantuviese los colores vivos y el sabor dulce de los tomatillos y además como seguimos con nuestros experimentos con la harina integral, el resultado fue una unión perfecta de todas estas cosas.

Ingredientes para la Pasta Brisè (3 moldes): 100g de harina integral, 50g de mantequilla fría, 1 pizca de sal, 35ml de agua fría. Para preparar una tarta en molde grande, solo hay que poner el doble de todos los ingredientes.

Preparación de la pasta Brisè: la preparación de esta masa es muy sencilla. En un robot de cocina ponemos la harina con la sal y la mantequilla, fría de la nevera cortada en cubitos y empezamos a triturar de forma que se mezclen los ingredientes, tenemos que conseguir una especie de “arena” con grumos. Para el siguiente paso podemos decidir si lo hacemos a mano, en una mesa de trabajo con un poco de harina o en una planetaria, simplemente debemos elaborar nuestra masa añadiendo poco a poco el agua fría de la nevera, hasta conseguir que todos los elementos queden bien amalgamados. Tenemos que obtener una masa compacta, no pegajosa y uniforme, cuando la tengamos la envolvemos en film transparente y la dejamos reposando durante 30/40 minutos en la nevera.

Un poco antes de sacar la masa de la nevera, preparamos nuestros moldes untando toda la base con mantequilla y espolvoreando totalmente la superficie con harina para que la masa se separe facilmente una vez horneado. Precalentamos también el horno a 180°C.

Pasado el tiempo de reposo, sacamos la masa de la nevera y la dividimos en tres partes iguales. Sobre una mesa de trabajo enharinada y con la ayuda de un rodillo extendemos la masa hasta que consigamos una fina lámina suficientemente amplia para cubrir completamente uno de los moldes. Delicadamente posicionamos la capa de masa sobre el molde y la adaptamos perfectamente a la forma que tenga. Por último cortamos la parte de masa que exceda del molde, dejando los bordes bien definidos.

Una vez que los moldes estén listos, los cubrimos con una capa de papel vegetal y los rellenamos con legumbres secas o bolitas de metal para hacer el horneado en blanco y evitar que la masa suba. Los horneamos 15 minutos a 180°C.

Ingredientes para el relleno: 1 huevo, 1 cucharada de queso crema (tipo Philadelphia), 1 cucharada de queso Pecorino sardo rallado (o un buen queso manchego poco curado), albahaca fresca y tomatillos cherry rojos y amarillos suficientes para cubrir completamente todas las tartaletas.

Preparación del relleno: En un recipiente batimos el huevo, con el queso crema y el queso rallado hasta que tengamos una crema un poco líquida perfectamente homogénea. Por otro lado preparamos los tomatillos, después de lavarlos y sacarles el tallo, los dividimos por la mitad y los reservamos junto a la crema de queso.

En cuanto la masa de las tartaletas esté casi totalmente cocida, las sacamos del horno, les quitamos el papel vegetal y las legumbres secas y las rellenamos con una buena cucharada de crema de queso. Uno a uno colocamos los tomatillos boca arriba, alternando los diferentes colores como más nos gusten y horneamos a 180°C durante 20 minutos. Cuando estén listas las sacamos del horno y las colocamos en una rejilla para que se enfríen, una vez que lo estén, las decoramos con unas hojitas de albahaca fresca y a disfrutar!

¿Qué os parece? ¿Es o no es una receta que representa bien la primavera, con estos sabores y estos colores?¿Vosotros qué otros ingredientes habríais usado para preparar estas tartaletas? Escribidnos, estaremos encantados de recibir nuevas ideas para preparar nuevas recetas.

Por el momento os deseamos una feliz y gustosa primavera y os esperamos muy pronto con una nueva receta que nos podría llevar a tierras lejanas ;)!

RICEVI LE NOTIFICHE DEI NOSTRI POST. ISCRIVITI QUI

 

 

 

 

Leave a Reply