Draniki – Tortitas de Patata!

La temporada de verano ha terminado y nosotros hemos vuelto al trabajo, y no lo digo porque vuelve el blog de La Cocina, si no porque he vuelto a Barcelona y a mi trabajo principal como profesora de español para extranjeros. Un trabajo fascinante que me encanta y gracias al cual tengo la oportunidad de conocer a personas de todo el mundo, aprendiendo muchísimas cosas de los otros países, de su cultura y obviamente de su gastronomía.

Precisamente por esto hemos pensado en crear una colección con las recetas que nos explican durante los exámenes de nivel de español, el DELE-Diploma de Español como Lengua Extranjera, de hecho empezamos hoy y se llamará “las recetas del DELE”.

Para nuestra primera receta os hablamos de los Draniki una especie de tortitas de patatas y cebolla, facilísima de preparar y provenientes de Bielorrusia y Rusia pero comunes también en otros países. Normalmente los Draniki se toman en el desayuno y pueden tener variantes como zanahorias, ajo o estar rellenos de carne de cerdo, pero hoy queremos hablaros de la receta que nos contaron, la versión más sencilla hecha con patata, cebolla y huevo y servida con crema agria.

Como siempre nosotros le hemos pedido a Clara, nuestra nutricionista de confianza, su opinión sobre esta receta y esto es lo que nos ha dicho: “La receta de esta semana es especialmente rica en glúcidos, el contenido de proteínas es insignificante, mientras que la de lípidos varía de acuerdo con el uso (o abuso ?) de la crema agria”.

Por lo tanto no nos queda más que descubrir la receta y no pasarnos con la crema agria!

Ingredientes: 1/2 k de patatas ralladas, 1/2 cebolla rallada, un huevo batido, sal y pimienta. Crema agria: 180ml de nata fresca y el zumo de 1/2 limón.

Preparación: Para preparar los Draniki tenemos que pelar las patatas y las cebollas y rallarlos con la parte a estrella del rallador hasta que consigamos un puré. Os aconsejamos que empecéis por la cebolla y después por las patatas o que las vayáis alternando para evitar que las patatas se oxiden y adquieran un color rojizo.

Una vez que tengamos todas las patatas y la cebolla listas tendremos que eliminar el exceso de agua que se habrá creado por lo que podemos pasar el puré por un colador de malla fina. Una vez eliminada el agua añadimos el huevo batido, sal y pimienta y mezclamos todo bien. Y ya! La receta está lista solo tenemos que cocinar las tortitas.

En una sartén antiaderente calentamos una cucharada de aceite y freímos poco a poco una cucharada de masa, primero por un lado y después por el otro hasta que se hayan dorado perfectamente y estén listos para comérselos!

Los Draniki tradicionalmente se toman durante el desayuno y se pueden tomar con varios condimentos pero el más común es la crema agria. Pero cómo se prepara la crema agria?

Nosotros os damos una receta facilísima y rapidísima con solo tres ingredientes: nata fresca, zumo de 1/2 limón y sal. Para prepararla solo hay que mezclar la nata con el zumo de limón y la sal y dejar que el ácido del limón actúe sobre las proteínas de la nata durante un par de minutos, en ese momento usamos unas varillas para batir poco a poco la crema hasta que cambie de consistencia convirtiéndose en una crema más espesa. Al cabo de pocos minutos conseguiremos la consistencia perfecta para nuestra crema agria, podemos dejarla en la nevera para que repose de 30 a 60 minutos y estará lista. Se puede conservar en la nevera hasta el día siguiente.

Los valores medios por 100g de Draniki son: Kcal 230, Glúcidos 8,9 g, Proteínas 2 g, Lípidos 9,5 g

Como siempre esperamos que esta receta os guste y que intentéis prepararla en casa y que si queréis nos mandéis nuevas ideas y consejos.

Clara y el equipo de La Cocina de Villanova os saludamos y os esperamos la semana que viene con nuevas recetas de otros países.

RICEVI LE NOTIFICHE DEI NOSTRI POST. ISCRIVITI QUI

Leave a Reply